sábado, 18 de abril de 2015

TALLER DE ESCRITURA CREATIVA

EL PASADO MARTES UN GRUPO DE ALUMNOS DE 4º DE ESO PARTICIPARON, EN EL MARCO DE  LAS JORNADAS DE LITERATURA INFANTIL Y JUVENIL, DEL TALLER DE ESCRITURA CREATIVA IMPARTIDO POR EL ESCRITOR EXTREMEÑO RUI DÍAZ. TRAS HABLARLES DE LITERATURA Y CREACIÓN, HICIERON UN PEQUEÑO EJERCICIO QUE CONSISTIÓ EN LA ELABORACIÓN DE UN PEQUEÑO TEXTO EN EL QUE LOS ALUMNOS DEBÍA UTILIZAR LAS SIGUIENTES PALABRAS: CAJÓN- AVIÓN- ZAPATO- NADA- NARIZ- OSO-AGUA-NARANJA-ORDENADOR.

ESTOS SON ALGUNOS DE LOS RESULTADOS:

"Tal como salió del cajón,
un oso vio un avión,
naranja, pintada una nariz en él.
Tal como la nada, del agua salió él.
Como un zapato con sabor
y un ordenador sin olor".

Melisa Cintero Pizarro. 4º C.


"Abrí el cajón del armario y no había nada, tan solo una botella de agua que pedí en el avión, el avión naranja en el que me tocó volar, donde me di un golpe en la nariz con un zapato volador. El oso, que estaba a mi lado, no paraba de chatear con el ordenador".

Ana Rebollo Gutiérrez. 4º C.

"Estaba en mi habitación, sola... como siempre. Abrí el cajón de mi cómoda y de la nada salió un chorro de agua turbia, de todos los colores... naranja, azul, morado... Luego salió un avión con proyectiles, un avión diseñado para la guerra. No sé cómo, pero me encontré a mi antigua muñeca; le faltaba la nariz y los ojos. El avión se quedó revoloteando en mi habitación y quemó mi zapato. Salió un oso, parecía el copiloto de ese juguete peligroso y me regaló un ordenador... cerré el cajón".

Ana Álvarez Pizarro. 4º C.


Me levante mirando a la nada, me vestí, fui a la cocina a por un vaso de agua, un día normal. Después me dirigí al trabajo y me enamoré del oso rosa se una tienda. Me lo compré. Al cogerlo se puso nervioso y se cayó en mi zapato nuevo... ¡maldita sea!... Me dijo que le picaba la nariz y se rascó... de pronto sacó un avión de la nariz, lleno de mocos naranjas... En fin... Cuando terminé de beber agua ya se me había ocurrido una historia, fui corriendo al ordenador y escribí la historia que se me olvió guardar en el cajón.

María Masa Cerrato. 4º C.

Cuando fue a la mesita de noche abrió el cajón y empezaron a surgirle muchas ideas. Pensó en coger una nariz roja de payaso, también en no coger nada. Se decidió por tomar el ordenador y empezó a escribir una historia. En esta un oso parlante llevaba un zapato en la cabeza. El oso había terminado de estudiar y decidió irse de vacaciones a un lugar con playa y cocoteros. Dudó si ir en barco o en avión. Como le daba miedo volar y en barco se mareaba, el pobre oso tuvo que aguantarse y quedarse sin vacaciones.

Carmen Fernández. 4º C

Saqué agua del cajón, estaba muy constipada y me picaba la nariz. En la habitación no había nada excepto algo extraño: un oso con perfume naranja jugando al avión en mi zapato, que estaba junto al ordenador.

Nazaret Oliva. 4º C.









No hay comentarios:

Publicar un comentario